sábado, 9 de febrero de 2008

NOOOOOOOOO!!! INTERNNEEEEEEEE!!!

Tras regresar de la primera excursión a los 7 lagos, me entra la ansiedad por colgarlos mensajes en el blog y las fotos que ya había modificado en las mas de tres horas de vuelta en autobús…

En el hotel me habían comentado que tenían WIFI, no muy potente porque no llegaba a mi habitación pero menos da una piedra… El caso es que llego, me conecto, meto la password y PLOF, conecto pero no navego… Bien, se lo comento al chavalín de recepción y a el le pasa lo mismo en el sobremesa, y me ofrezco en calidad de técnico de sistemas del primer mundo a realizar una revisión para ver si todo esta bien (técnica de Enjuto Mojamuto, véase, reiniciar el equipo, apagar y reconectar el router, llamar al servicio técnico), el chaval me lo agradece y ahí me lío a familiarizarme con el router para con cierto desconsuelo ver que el problema es del servidor y no del router (desconsuelo por no recibir mi dosis de mensajes y por mi ego desmedido de técnico)…

Vale, que no cunda el pánico, cojo la llave y me subo a por el iPod, meto los datos y me voy a un ciber… OK, así lo hago y recuerdo que ayer vi un ciber enfrente del restaurante del merlot y el bife de chorizo, y para allí me encamino… Según me acerco no acierto a ver bien (veo poco y no llevo gafas, para variar), pero parece que tiene el cierre echado A LAS 8 DE LA TARDE!!! No puede ser, empiezo a ponerme tenso, me ansío y comienzo a encabronarme…

Tomo aire y me encamino a la calle principal y allí encuentro un locutorio con ordenadores, entro y me dicen que hoy no tienen Internet… A la frustración se une un sentimiento de resignación, una nación entera se opone a que me conecte y mire el Marca (por si no lo he dicho aun ALMERIA OEEEE, ALMERIA OEEEE), pero no desisto y me decido a mirar otro mas, lo encuentro, entro y me dicen “No hay Internet”…

Obviamente una parte de mi se lo esperaba, pero me quedaba la duda de saber como se ganara la vida un negocio de Internet que no tiene Internet, a lo que la señora me explica que todo Bariloche se ha quedado sin conexión… No sabría decir porque pero esto ultimo me alivio, tal vez porque si no me lo dice sigo buscando por todo el pueblo, o tal vez porque en el fondo me alegraba de que el resto de la gente se jodiera como yo (si, así de idiota soy, que le voy a hacer)…

La tarde termino como de costumbre, en el restaurante, y la frustración de Internet la pago cara el solomillo de una pobre ternera…

1 comentario:

Vitor Manuel dijo...

No te veo con el gorrito del Enjuto... o sí...???

Besos...